la alimentación del bebe

Desde el nacimiento del bebé hasta los seis meses de vida lo mejor que podrías proporcionarle es la leche materna y no habrá nada que pueda sustituir lo que esto representa para tu niño desde ahora y para el resto de su vida. Luego de este tiempo la madre primeriza puede tener muchas interrogantes sobre cómo debe comenzar la  alimentación del bebé. En este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la alimentación de  tu bebé, factor esencial en su desarrollo físico y mental.

El inicio de la alimentación del bebé

Ya han pasados 6 meses y ahora es el momento adecuado para dar inicio a la alimentación complementaria del niño. La leche materna por sí sola no es capaz de suplir toda las necesidades nutricionales de tu hijo. Seguro en esta etapa notarás que tu bebé trata de tomar alimentos de tu plato o que se muestra más hambriento que de costumbre.

Éstas no son más que señales de que tu bebé ya está listo para incorporar nuevos alimentos. Te aconsejo comenzar ofreciendo al bebé papillas de cereales sin gluten, como el arroz. El arroz se puede mesclar con leche y resulta muy sabroso para el niño. Al introducir los vegetales es  preferible usar  los de colores amarillos, verdes o anaranjados, porque poseen un gran número de nutrientes esenciales para el bebé

Cada alimento debe ser incorporado de manera paulatina, incorporando uno a la vez. En el inicio es recomendable darle solo almuerzo, al menos los primeros 15 días y luego ya incorporamos la cena. Las frutas son geniales para la nutrición del bebé. En especial el plátano, la guayaba, el mango y el melón.

Se le pueden ofrecer en jugos o compotas que podemos hacer en casa o de forma natural. Las carnes se deben incorporar a los 7 meses. Carne de pollo, res, carnero. También en esta etapa hay que darle hígado y la yema de huevo.

A los 8 meses puedes incorporar la carne de cerdo, frutas maduras ,postres sin clara y helado siempre y cuando no sea de chocolate. De 9 a 10 meses ya puedes darle mantequilla, de 11 a 12 meses la gelatina y finalmente  a los 12 meses el huevo completo y el chocolate.

Consejos útiles para la alimentación complementaria del bebé

El inicio de la alimentación complementaria no debe ser motivo de estrés al principio el niño puede rechazar los alimentos y es normal, pues no está acostumbrado a esos nuevos sabores por lo que hay que tener paciencia y nunca forzarle ni obligarle. Con el tiempo verás que su apetito irá mejorando. Debes evitar el consumo de alimentos muy duros que sean difíciles de digerir para el bebé y que pudieran provocar accidentes. La miel tampoco debe ser suministrada. Los condimentos que uses tienen que ser naturales y al preparar las papillas con una pisca de sal es suficiente.

Lo mejor es no darle a tu hijo gaseosas, embutidos u otros alimentos artificiales que no son beneficiosos para el niño. No dejes nunca al pequeño solo con la comida. Las comidas deben estar a una temperatura tibia y agradable. La alimentación de tu bebé es muy importante y es por eso que debemos brindarle tiempo y dedicación.