Síntomas del embarazo: ¿podría estar embarazada? Para responder esta pregunta, a continuación compartimos los primeros síntomas de embarazo.

Muchas mujeres tienen síntomas de embarazo justo antes de que se retrase su ciclo, porque para el momento en que debía comenzar el ciclo, el embarazo ya se encuentra a 2 semanas después de la concepción y el cuerpo ya puede estar reaccionando con síntomas específicos.

Además, un retraso del ciclo de 2-3 semanas está dentro de los límites fisiológicos normales para cualquier mujer, por lo que algunas mujeres ni siquiera piensan que el retraso puede deberse a un embarazo, especialmente porque han utilizado métodos de anticoncepción.

Algunos de los síntomas a continuación pueden ser similares a las molestias premenstruales. Si siente que algo está sucediendo en su cuerpo y se encuentra con varios síntomas a continuación, considere que puede estar embarazada si, obviamente, tuvo actividad sexual en el mes anterior.

Entonces, ¿cuáles son los principales síntomas de embarazo?

Senos sensibles y más grandes

Sus senos serán los primeros heraldos de un embarazo. Ya después de las primeras 2 semanas desde la concepción, por lo que incluso antes de la fecha del próximo ciclo menstrual, los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo en los últimos 14 días se sentirán en los senos que se fortalecerán, serán sensibles al tacto, pueden aumentar su volumen o puede sentirlos más llenos, con una mayor consistencia de lo que normalmente sabía.

Fatiga

El cansancio extremo, o bien fatiga, es una de las primeras señales que da el cuerpo de una mujer que ha iniciado con el proceso de embarazo. Tan pronto como quedas embarazada, el nivel de progesterona aumenta, lo que automáticamente requiere tu descanso, que solo puedes tener durmiendo más tiempo. Al mismo tiempo, su energía durante el día se consume más por el bajo nivel de azúcar en la sangre, la presión arterial y la mayor producción de sangre para el nuevo embarazo.

Dolor pélvico o sangrado leve

A veces se produce un ligero sangrado vaginal como un signo temprano de embarazo. Este tipo de sangrado es más temprano, menos cuantitativo y de color más claro que un ciclo menstrual normal. También, suele ocurrir que algunas mujeres tienen dolor abdominal, similar a los cólicos menstruales.