desmquillar

Detrás de una apariencia física agradable, siempre hay hábitos de belleza saludables, impresos en el estilo de vida y verdaderamente efectivos para prevenir el envejecimiento prematuro y otros problemas estéticos.

Más importante que invertir en cosméticos revolucionarios es la preocupación constante por el propio cuerpo, sus necesidades y el mantenimiento de la belleza natural.

Los mejores métodos de cuidado corporal

Los detalles menores a menudo marcan la diferencia en el cuidado del cuerpo , por lo que los hábitos de belleza más efectivos son métodos simples para proteger la piel, el cabello y las uñas contra agentes ambientales agresivos. Con un estilo de vida equilibrado y algunos hábitos diarios beneficiosos para mantener el cuerpo por dentro y por fuera, puede disfrutar de una apariencia física deliciosa durante el mayor tiempo posible.

Conoce, a continuación, los mejores hábitos para tu belleza:

  1. Limpieza suave de la piel con los productos más naturales

Desde que la industria cosmética fue invadida por productos con ingredientes químicos, destinados a aumentar su atractivo por perfume o apariencia, ha habido varios casos de sensibilización de la piel, reacciones alérgicas e irritaciones entre la población. Después de que los especialistas registraron la tendencia, los dermatólogos comenzaron a aconsejar a sus pacientes para elegir los productos de cuidado más naturales, sin perfume, parabenos y otros productos químicos potencialmente peligrosos.

Por esta razón, un hábito de belleza realmente beneficioso es limpiar su piel con fórmulas suaves, sin alcohol, colorantes o sabores que privan a la piel de sus aceites naturales y causan sequedad y descamación del tejido de la piel. Use jabones, geles y lociones limpiadoras que tengan el menor impacto posible sobre el equilibrio natural de la piel.

desmquillar

  1. Hidratación diaria

Este impulso puede sonar redundante después de años de recomendaciones que contienen el mensaje de la necesidad de una hidratación constante de la piel. Los dermatólogos clasifican este hábito en la lista de prioridades en el ritual diario de belleza, porque la piel permanece joven, flexible y saludable solo si se beneficia de un nivel óptimo de hidratación. Una crema emoliente también previene la aparición de eccema, inflamación e irritaciones de la piel, mientras que una crema hidratante con ácido láctico o de urea elimina eficazmente las células muertas y expone la capa de piel joven y saludable.

  1. Protección ultravioleta

La piel tiene naturalmente un mecanismo de protección contra los efectos nocivos de los rayos ultravioleta , pero su efectividad es limitada. El sol emite radiación UVA y UVB, que puede poner en peligro la salud del tejido de la piel, causando arrugas, envejecimiento prematuro e incluso cáncer de piel.

Por lo tanto, un hábito esencial para el cuidado del cuerpo es el uso correcto de una fórmula con factor de protección SPF, más de 15 en la temporada de frío y al menos 50 en la temporada de calor. Aplique la loción diariamente, 30 minutos antes de salir, en todas las superficies de la piel expuestas a la luz solar.

  1. Eliminación adecuada del vello corporal no deseado

La depilación, destinada a mejorar el encanto y la comodidad estética del cuerpo, puede convertirse fácilmente en un peligroso hábito de belleza. Para evitar con éxito la irritación, elimine el vello corporal no deseado después de la ducha, usando una máquina de afeitar limpia y gel o crema de afeitar, no jabón o gel de ducha regular. Reduzca el riesgo de un secado excesivo de la piel y la foliculitis (inflamación de los folículos pilosos), utilizando el marco de la maquinilla de afeitar con mucho cuidado, en la dirección del crecimiento del cabello (nunca al revés).

  1. Protege tus uñas con cada manicura

Cuando renueve su manicura, use un esmalte protector para uñas, que aplique antes del esmalte real. De esta manera, las uñas no sufrirán, no se volverán amarillas y no cambiarán su superficie. Deje de cortar las cutículas, un hábito peligroso que lo predispondrá a irritaciones e infecciones de las uñas. Periódicamente, use soluciones naturales preparadas en casa, con aceite de oliva y otros ingredientes naturales, que mejorarán la salud de las uñas y las mantendrán luciendo agradables.

  1. Lavado cuidadoso y protección del cabello

El cabello no debe lavarse todos los días, incluso si tiene una fuerte tendencia a engrosarse. El cuero cabelludo puede verse afectado por este hábito dañino porque pierde sus aceites naturales protectores y se vuelve susceptible a la caspa. Y un cuero cabelludo enfermo conduce al debilitamiento de los folículos capilares y a la caída del cabello. Lávese el cabello cada 3-4 días y evite los principales errores que pueden afectar la salud de su cabello.

Proteja su cabello de la exposición a altas temperaturas, utilizando productos de peinado con menos frecuencia (secador de cabello, plancha, rizador, etc.), mientras aplica sueros protectores térmicos, que reducen la humedad perdida del cabello debido al calor directo.

  1. Aplique la crema para ojos frotando ligeramente

Se recomienda un movimiento secreto en la aplicación de crema para los ojos por taponamiento, nunca frotando. La fricción puede dañar los pequeños vasos sanguíneos en los ojos, causando ojeras. Distribuya la crema de manera uniforme con las yemas de los dedos o un disquete todas las noches para hidratar y proteger la piel sensible a este nivel.

  1. Limpie la piel antes de aplicar maquillaje

Desmaquillarse es importante tanto en la tarde antes de acostarse como en la mañana. Durante la noche, la piel continúa produciendo sebo y sudor, por lo que la aplicación directa de productos de maquillaje puede ser desastrosa para la salud de la piel. Limpie la piel con una loción limpiadora o limpiadora, luego aplique crema hidratante, base de maquillaje, base y otro maquillaje.

  1. Uso regular de crema de manos

La piel de las manos traiciona inmediatamente la edad, pero recibe menos atención en el ritual diario de belleza. El tejido de la piel a este nivel se seca bajo el efecto de la exposición al aire seco, jabón, detergente para lavar platos, productos de limpieza y otros factores ambientales agresivos. Use una crema de manos intensamente hidratante todos los días, que puede aplicar en las uñas y las cutículas.

cuidado de manos

 

También te puede interesar: Beneficios del aceite de argán