baño del bebe

Tener los cuidados oportunos con nuestro bebé es fundamental para su crecimiento y desarrollo. Una vez que tu hijo ha nacido se enfrenta a disímiles cambios de temperatura y ruidos a los que no está acostumbrado. Todo el exterior es un mundo completamente  desconocido para él. Es por esto la importancia de no perder de vista los cuidados esenciales que necesita el bebé. Esta personita ahora depende por completo de ti.

La correcta higiene del bebé

Al nacer el bebé es indispensable mantener una correcta higiene. El recién nacido está vulnerable a contraer infecciones. Es muy importante lavarnos siempre las manos antes de tomar al bebé en brazos, antes de manipularlo para cambiar su ropita y antes de tocar algunas de sus pertenencias.

No es para nada apropiado al menos en los primeros días que esas personas que nos visitan para conocer al bebé lo carguen y mucho menos besen sus manitas o su mejilla. Al principio y mientras el ombligo aún no se ha caído, el baño del bebé durará muy poco tiempo. Durante el baño para una mejor higiene es mejor que usemos agua hervida y de ser posible es muy beneficioso para la piel del niño que agreguemos al agua manzanilla.

La manzanilla mantendrá la piel del bebé fresca y sana. La piel del bebé no debe permanecer nunca húmeda por mucho tiempo y al secarla hay que tomar mayor cuidado en el cuello, axilas, en la ingle y detrás de sus rodillas. Se le debe prestar mucha atención a los oídos del niño, pues estos son muy sensibles. No utilices bastoncillos para limpiarlos. Muchos niños suelen nacer con las uñitas largas, esto pudiera ocasionarle rasguños. Te aconsejo que las cortes  con una tijerita especial para el uso  de bebés y con mucho cuidado. El ombligo de lbebé debe lavarse como parte del baño pero al menos una vez al día hay que curarlo.

Errores que debemos evitar

Hay errores que debemos evitar cuando se trata del cuidado del bebé. Se debe tener especial cuidado a la hora de bañar al bebé . Comprueba siempre la temperatura del agua con tu codo antes de sumergir al niño en la bañera.

La bañera no debe estar llena de agua. Nunca dejes al bebé solo en la bañera. El teléfono o la puerta pueden esperar, tu hijo no. Antes de los seis meses no hay que echarle talcos, colonias ni ningún otro producto que pudiera provocar alergias.

Un error común que cometen algunas madres primerizas es  guardar la toma que dejó el bebé para después. Lo que el niño no ingiera en el momento es mejor desecharlo. Existe un momento específico para incorporar cada alimento a la vida del bebé, sería muy perjudicial administrarle algún alimento antes del tiempo orientado por el pediatra.