recuperacion del parto

Cuando eres madre primeriza hay todo un mundo por descubrir. Te enfocas en miles de cosas al mismo tiempo, no quieres olvidar ningún detalle. El puerperio o post parto es un tema poco conocido por las madres primerizas y debido a la gran importancia que tiene, en este artículo te ayudaremos a conocer todo lo que una madre primeriza debe saber sobre el puerperio.

¿Qué es el puerperio ?

El puerperio no es más que el momento inmediato después del parto y que se extiende por 40 días o más. Es un tiempo muy importante en que el cuerpo de la mujer vuelve paulatinamente a su estado anterior al embarazo. Lo principal de este momento es asegurar el bienestar de la nueva madre.

Ocurren disímiles modificaciones en todo tu organismo: hormonales, en el aparato circulatorio, en el abdomen, en el sistema urinario y en la piel. Durante este tiempo las defensas de tu organismo disminuyen. Ocurren además modificaciones en el útero, ovarios y en la vagina.

El puerperio cuenta con varias etapas que son imprescindibles que conozcas: el puerperio Inmediato, que  comprende las primeras 24 horas y el cual supone un momento de suma importancia.  El puerperio mediato que va desde el del segundo al décimo día después del parto y el puerperio alejado que tiene una duración de 45 días después del parto. Pero también existe el puerperio tardío que  puede durar hasta los 2 años después del parto y es acompañado generalmente de una lactancia activa.

Lo que no debes olvidar durante el puerperio

Cuidarte es esencial en este momento, pues tu organismo sufre cambios importantes y tu bebé te necesita ahora sana y fuerte. Procura tener una alimentación lo más saludable posible incorporando vegetales y frutas a tu dieta para  prevenir el estreñimiento tan frecuente en esta etapa.

Las relaciones sexuales con tu esposo deben iniciarse solo después de los primeros 45 días después del parto y la mismas deben ser protegidas para una apropiada planificación familiar. Es muy favorable lavar los puntos de la episiotomía con agua yodada, pues favorece  la pronta recuperación de la herida y evita infecciones. Durante este periodo tendrás secesiones vaginales llamadas loquios. Es adecuado lavarse cada vez que acudas al baño y cambiar las compresas tan pronto como sea necesario. Si presentas fiebre ,dolor y secreciones con mal olor o tienes una zona de tus pechos enrojecida e inflamada y mucho dolor, debes acudir de inmediato al médico.

También te puede interesar: Preocupaciones de una madre primeriza